El derribo del Hospital viejo empezará en diciembre

5/7/2018


La concejal de Sanidad, Liduvina Gil, acompañada del arquitecto municipal, Fernando Mut, ha anunciado que en unos días el Ayuntamiento recibirá la solicitud de licencia para el derribo del edificio del viejo hospital, que dará lugar a la construcción de un nuevo complejo sociosanitario, que se convertirá en uno de los proyectos más emblemáticos de la ciudad. Así, se lo confirmó en una reunión celebrada recientemente el equipo de la nueva Consellera de Sanidad, Ana Barceló. 
En unos días saldrá a concurso la adjudicación del proyecto de demolición. Y la previsión es que se inicien los trabajos en diciembre, con un plazo de 6-8 meses. Desde el gobierno local quieren ser prudentes, dada la complejidad de la actuación y una pequeña traba detectada, como es la existencia en el interior del edificio del transformador eléctrico que abastece de luz todo el barrio de Roís de Corella. Por lo tanto, se presionará al máximo a Iberdrola para que desmantele la infraestructura cuando antes y así no retrasar los trabajos de demolición. Que “empezarían por el lado de las esquinas de las calles Benicanena y Barcelona. Desde donde se irá derribando en diagonal. Previamente se desmantelarán instalaciones eléctricas, ventanas y otros materiales metáicos y de amianto. Habrá un cercado perimetral y se extremarán las medidas de seguridad. Queremos causar las mínimas molestias al vecindario, a pesar de la complejidad de los trabajos”. Cómo ha confirmado Mut, la piedra triturada procedente de los escombros será tratada y se reutilizará para rellenar el espacio subterráneo que no se destina a aparcamiento. 

Proyecto emblemático

Paralelamente, se ha hecho un concurso de proyectos, que se ha adjudicado al equipo de arquitectura dirigido por Ignacio Berenguer. Y en unos cuatro meses estará redactado el proyecto de ejecución, previo a la contratación de la obra del complejo que acogerá 3 edificios: Centro de Salud Integral (especialidades, salud mental y cirugía menor); Salud Pública y para colectivos sociosanitarios (con salas de rehabilitación, de conferencias, etc...). También habrá un gran parque perimetral, que conectará con el paseo y el parque de sant Pere y un aparcamiento subterráneo para 150 plazas. 
“Habrá un espacio libre longitudinal en previsión que en un futuro la Conselleria de Sanidad autorice la construcción de un cuarto edificio destinado al hospital de crónicos, tal y cómo venimos reivindicando desde el gobierno local”, ha asegurado Gil. 
“Se trata de uno de los proyectos más importantes que tendrá Gandia, tanto por el coste, como por la importancia para la revitalización del barrio. Es un complejo en forma de “peine”, similar a la nueva Fe de Valencia”, ha explicado el arquitecto municipal, quien ha anunciado que en diciembre ya se podría presentar la maqueta del complejo sociosanitario. 
Hay que recordar, que la voluntad del gobierno local fue desde el inicio la conservación del actual edificio, pero la Conselleria de Sanidad aconsejó el derribo por el sobrecoste, dadas las deficiencias graves detectadas en la estructura y el incumplimiento de la normativa actual (después de que el anterior gobierno le retirara la licencia de uso sanitario).

Piden “altura de miras” al PP

Finalmente, la edil de Sanidad ha pedido al Partido Popular que tome nota de cómo se tienen que hacer las cosas. “El PP nos dejó un espacio vacío, sin licencia, sin ninguna alternativa y destrozado. Ahora hay que tener altura de miras, y espero que apoyen este gran proyecto de ciudad, porque ellos no tenían ninguna intención de hacer nada, ni se habían preocupado de averiguar la propiedad del solar, nos vendieron humo. También les pido que dejan de enredar con el centro para crónicos. Nosotros planificamos para muchos años, no como el PP que ha hecho el nuevo Hospital Comarcal y ya se nos ha quedado pequeño en sólo un par de años”, ha concluido.