parpallo borrell

PARAJE NATURAL PARPALLÓ - BORRELL

Los Parajes Naturales Municipales son figuras de protección "endémicas" de la Comunidad Valenciana, ya que sólo están recogidas en la Ley 11/94 de Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad Valenciana.

El Paraje Natural Municipal Parpalló-Borrell es un espacio natural protegido de 560 ha. localizado en el término municipal de Gandia, el cual fue declarado por el Consejo de la Generalitat Valenciana el 30 de abril de 2004.

En este paraje podremos disfrutar de paisajes montañosos con grandes cuencas visuales, de vegetación típicamente mediterránea, de relieves modelados por el agua que generan estructuras como cuevas, simas, galerías, etc., muy abundantes en todo el paraje. La fauna que habita este espacio es numerosa, abundando sobre todo el grupo de las aves. Y no debemos olvidar la presencia de la Cueva del Parpalló, una cueva que es Bien de Interés Cultural y referencia del Paleolítico Superior Mediterráneo. 

Todo el conjunto de estos valores ecológicos, paisajísticos, naturales y culturales han hecho que este espacio sea merecedor de una figura de protección.

La gestión del Paraje es competencia del Ayuntamiento de Gandia, y está regulada por el Plan  Especial de Protección aprobado por el Consejo de la Generalidad Valenciana en 2007. Este documento, establece la zonificación del paraje y determina todo lo que está permitido y prohibido en cada una de las zonas.

Además, el Ayuntamiento también ha elaborado un Plan de Prevención de Incendios Forestales exclusivo para el paraje, que define las actuaciones a realizar durante 15 años en el ámbito del mismo para disminuir el riesgo de incendio forestal.

Existe también un Plan de Uso Público que regula todas las actividades y actuaciones destinadas a la gestión del uso público, con el fin de evitar el desarrollo de impactos ambientales derivados de estas actividades.

Con todos estos planes, el Ayuntamiento de Gandia quiere mejorar la protección, conservación y calidad ambiental, así como la difusión y promoción del paraje, combinando estas dos líneas para conseguir que la población de Gandia y de sus alrededores, puedan conocer y valorar este espacio, para que se involucren en la protección y conservación del mismo.

VEGETACIÓN

La vegetación del paraje es variada, fruto tanto de los usos y aprovechamientos que el hombre ha realizado del medio natural, como de la fisiografía, edafología y condiciones climáticas que hay en la zona.

ESTRUCTURA DE LA VEGETACIÓN

El paraje se caracteriza por presentar buenos fragmentos de encinar litoral termomediterráneo, en concreto por la asociación vegetal Rubio longifolia-Quercetum rotundifoliae, formación clímacica de estas latitudes del Mediterráneo. Se trata de una asociación vegetal de carácter basófilo localizada en el piso termomediterráneo de ombroclima seco. En estado óptimo, se presenta un bosque esclerófilo dominado por la encina (Quercus ilex subsp. rotundifolia) acompañada por especies como el torvisco (Daphne gnidium), el lentisco (Pistacea lentiscus), el aladierno (Rhamnus alaternus) y lianas como la rubia peregrina (Rubia peregrina subsp. longifolia), la zarzaparrilla (Smilax aspera) o la madreselva (Lonicera implexa).

La mayor parte de la superficie del Paraje está cubierta por arbustos termomediterráneos, que forman parte de la asociación vegetal Querco cocciferae-Pistacetum lentisci, donde especies como el lentisco (Pistacia lentiscus) y la coscoja (Quercus coccifera) dominan una formación arbustiva densa acompañada por ericas (Erica multiflora, Erica arbórea), estepas (Cistus albidus, Cistus clussi), romero (Rosmarinus officinalis), tomillo (Thymus vulgaris), espino negro (Rhamnus oleoides, Rhamnus lycioides), aladierno (Rhamnus alaternus), enebros (Juniperus oxycedrus), palmitos (Chamaerops humilis), acompañados puntualmente por representaciones de pino carrasco (Pinus halepensis), pino rodeno (Pinus pinaster), algarrobos (Ceratonia siliqua) y fresnos (Fraxinus ornus). Formando una estructura con mayor densidad en las partes más bajas de las laderas montañosas, adquiriendo algunos individuos un porte arbustivo de hasta más de 2 metros. Esta asociación es la primera etapa degradativa de la formación clímax de bosques originales de encinas.

En zonas más próximas a las partes más altas de las laderas montañosas, se presentan las segundas etapas degradativas del encinar termomediterráneo, que como consecuencia de los recurrentes incendios forestales ocasionados en la zona, han provocado la aparición de una vegetación pirófita muy desarrollada, donde la aliaga (Ulex parviflorus) domina la superficie con individuos de considerable densidad, siendo en ciertos momentos impenetrables. Esta formación está acompañada por especies como el palmito (Chamaerops humilis), estepas (Cistus crispus, Cistus monspeliensis, Cistus salviefolius), ericas (Erica multiflora),Globularia alypum, Lithospermum fruticosum, Phlomis crinita subsp. crinita, Phlomis lychnitis, el tomillo (Thymus vulgaris) o pebrella (Thymus piperella).

En las cumbres de algunos picos del paraje, así como también, en las laderas de solana más afectadas por los fenómenos erosivos, aflora la roca madre y se desarrollan formaciones vegetales que pertenecen a la tercera etapa de sustitución del encinar termomediterráneo. Están constituidos por pastos secos en suelos más erosionados, donde aflora la naturaleza caliza de la roca madre y desaparecen las diferencias de suelo presentes en las etapas anteriores. Se presentan las siguientes especies características: Brachypodium retusum, Brachypodium distachyon, Dactilys hispánica, Fumana ericoides, Helianthemum lavandulefolium, Hyparrhenia hirta, Stipa tenacissima, Thymus piperella, Thymus vulgaris.

ESPECIES DE INTERÉS

En el paraje hay que destacar la presencia de dos endemismos: la pebrella (Thymus piperella) y la "tramussera valenciana" (Lupinus mariae-josephi), esta última fue descrita oficialmente en 2004 y poco tiempo después, se consideró extinguida. Pero en 2006 se detectan comunidades una de ellas localizada en el PNM Parpalló-Borrell, la cual ha sido declarada Microreserva en el 2007 por el Consell de la Generalitat Valenciana.

FAUNA

REPTILES

Nombre Científico

Nombre Común

Tarentola mauritanica

Salamanquesa

Lacerta lepida

Lagarto ocelado

Psammodromus hispanicus

Lagartija cenicienta

Psammodromus algirus

Lagartija coligarga

Podarcis hispanica

Lagartija ibérica

Chalcides bedriagai

Eslizón ibérico

Malpolon monspessulanus

Culebra

Elaphe scalaris

Culebra de escalera

Coluber hippocrepis

Culebra de herradura

Coronella girondica

Culebra lisa meriodional

Vipera latasti

Víbora hocicuda

 

MAMÍFEROS

Nombre científico

Nombre común

Erinaceus europaeus

Erizo común

Martes foina

Garduña

Mustela nivalis

Comadreja

Meles meles

Tejón

Genetta genetta

Gineta

Felis silvestris

Gato montés

Vulpes vulpes

zorro común

Sus escrofa

Jabalí

Orictolagus cuniculus

Conejo

ANFIBIOS

Nombre Científico

Nombre Común

Alytes obstetricants

Sapo partero

Pelodytes punctatus

Sapillo moteado

Bufo bufo

Sapo común

Bufo calamita

Sapo corredor

Rana perezi

Rana común

AVES

Nombre Científico

Nombre Común

Apús melba

Vencejo real

Apus apus

Vencejo común

Columba oenas

Paloma zurita

Columba palumbus

Torcaz

Falco tinnunculus

Cernícalo común

Corvus monedula

Grajilla

Pyrrhocorax pyrrhocorax

Graja

Monticola solitarus

Solitario

Oenanthe leucura

Collalba negra

Turdus merula

Mirlo común

Erithacus rubecola

Petirrojo

Sylvia atricapi.la

Curruca capirotada

Pyulloscopus collybita

Mosquitero común

Sylvia melanocephala

Curruca cabecinegra

Phoenicurus ochruros

Collirrojo tizón

Luscinia megarhynchos

Ruiseñor

Turdus philomelos

Zorzal común

Hippolais polyglotta

Zarcero común

Saxicola torquata

Tarabilla común

Certhia brachydactyla

Agateador común

Passer domesticus

Gorrión común

Petronia petronia

Gorrión chillón

Troglodytes troglodytes

Chochín

Oriolus oriolus

Oropéndola

Ptyonoprogne rupestris

Avión roquero

Hirundo daurica

Golondrina dáurica

Galerida cristata

Cogujada común

Serinus serinus

Verdecillo

Carduelis carduelis

Jilguero

Carduelis chloris

Verderón

Carduelis spinus

Lúgano

Fringilla coelebs

Pinzón

Loxia curvirrostra

Piquituerto

Parus ater

Carbonero garrapinos

Parus cristatus

Herrerillo capuchino

Parus major

Carbonero

Aegithalos caudatus

Mito

Picus viridis

Pito real

Jynx torquilla

Torcecuello

Merops apiaster

Abejaruco común

Bubo bubo

Búho real

Strix aluco

Cárabo

Athene noctua

Mochuelo común

Emberiza cia

Escribano montesino

Aquila chrysaetos

Águila real

Alectoris rufa

Perdiz

 

HIDROLOGÍA

En el paraje encontramos un gran número de barrancos que discurren adornando el paisaje y modelando los relieves. Los barrancos son cursos naturales que sólo transportan agua en fenómenos de intensas lluvias, principalmente en otoño, pero puede que también en cualquier otra época del año si se generan lluvias torrenciales.

El ámbito del Borrell (en el sur del paraje) es la zona con mayor número de barrancos, entre los que se encuentra el "Barranc de la Gota", "el Barranc Tancat" y el mayor de todos, que recibe el agua de los demás, que es el "Barranc de Borrell", el cual llega al casco urbano de Gandia y desemboca en el mar donde se conoce como "Barranc de San Nicolás o de Beniopa".

El "Barranc de Borrell" discurre por todo el ámbito del Borrell condicionando la geomorfología y la vegetación, generando un conjunto paisajístico que se diferencia mucho del ámbito de la Caldereta (norte del paraje). Este se puede visitar si se realiza el sendero del Portalet, ya que en todo momento este sendero discurre paralelo al cauce del "Barranc de Borrell".

En cambio en el ámbito de la Caldereta es el "Barranc de les Voltes" el de mayor tamaño y el que también se puede recorrer cuando se visite el paraje por el sendero del Parpalló-Font del Garrofer. Este termina drenando todas sus aguas al "Barranc de Borrell" en un tramo inferior, ya fuera del paraje.

Los relieves del Parpalló-Borrell son calcáreos, aspecto que influye muchísimo en la presencia de acuíferos en el mismo. El agua de lluvia se acidifica cuando se enriquece con dióxido de carbono (CO2), formándose ácido carbónico que reacciona con el carbonato de calcio de la roca calcárea y forma bicarbonatos altamente solubles en agua. Esto provoca que, poco a poco, las grietas se hagan más grandes y se formen cavidades, simas, cuevas, galerías y estructuras subterráneas que conocemos como acuíferos.

La importancia de la presencia de los acuíferos reside en que son almacenes naturales de agua de donde se abastecen las poblaciones, como es el caso de Gandia.